Categorías

Information

Categorías de blogs

Últimas publicaciones

Petting: el placer que no conocías

Petting: el placer que no conocías

 (130)    (1)    0

El placer de llevar a cabo una práctica sexual sin que se efectúe la penetración vaginal ni anal, una práctica sexual sana en la que se puede tener un momento placentero en donde se le dé el protagonismo a los besos apasionados y las caricias cálidas entre otros, los cuales suelen quedar en segundo plano durante el coito común. Pero que pueden ser igual de importantes que la penetración.

BESOS Y CARICIAS COMO PROTAGONISTAS Y LAS CARACTERÍSTICAS DE UNA RELACIÓN BDSM

El petting es la práctica sexual capaz de causar placer con solo besar, rozar o acariciar a tu pareja, dejando en segundo plano la penetración o el sexo oral. El petting puede tener sus ventajas como que se trata de una práctica sexual completamente sana que te ayudará a tener un momento rico y placentero sin la necesidad de recurrir al sexo; esto quiere decir, sin que se produzca la penetración y sin llegar al sexo oral. Esta práctica como tal te ofrece en algunas ocasiones el mismo placer que el sexo, pero permite dedicarle más tiempo y energía a las caricias y a los besos.

Esta es de las maneras más seguras de tener intimidad sin correr el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual y, obvio, un embarazo no planeado, pero claro, como en todo, el petting tiene una serie de reglas que se deben cumplir para que se trate de una actividad segura y placentera.

Lo primero es dejar en claro que el besar está permitido; una ventaja de esta práctica es que no tiene que ser planeada, se lleva a cabo de forma espontánea cuando se puede y se quiere y el primer paso para que esto se dé, son los besos, sin duda, la ciencia de besar puede marcar una diferencia marcada, esto causa que se te acelere el pulso, te quita el aliento y da el pistoletazo de salida para que comience el manoseo y empezar  el petting.

Acaricia sin miedo, la finalidad no es despojarse de la ropa, el objetivo es acariciar para conocer cómo les gusta que su pareja los toque y cuales son las zonas erógenas de tu cuerpo, y pues, explorar de principio a fin a tu doncella.

Y lo más importante es; ¡nada de penetración!, esta es la regla de oro del petting, con la finalidad de que un petting sea solo eso, un petting, no se puede romper esta regla, no debe haber sexo ni anal, ni vaginal ni oral.

Otro tipo de práctica sexual que ha llamado nuestra atención, las relaciones BDSM, se trata de una de las prácticas sexuales más comunes de la actualidad, sin embargo, muchos ven esta práctica como un tabú o la vean como algo “moralmente incorrecto”. La verdad es que es una manera de enfrentar los encuentros sexuales con el fin de obtener placer. Aquí les daremos los puntos y las claves para tener una relación BDSM.

En las siglas de su nombre se agrupan diversas prácticas de carácter sexual, ustedes eligen sin hacerlas todas u optar por la que te genere mayor placer o interés la B es de Bondage, la D; dominación, S de sumisión y la M de masoquismo.

El bondage es el arte de hacer amarres eróticos que pueden llegar a ser en extremo placenteros, la dominación tiene como base la idea de llevar el control del coito y de tu pareja, haciendo uso de accesorios, juegos, vestimentas y posturas sexuales que le permitan ser el amo del encuentro o ama del acto sexual.

La otra parte de la pareja pasa a cumplir el rol de sumiso, en las prácticas de sadismo y masoquismo lo que se busca es la combinación entre dolor y el placer, el sumiso recibe todas las prácticas que causan dolor y el sádico es el que se encarga de propinarlas.

Aunque se tienda a asociar las relaciones BDSM con prácticas sexuales pervertidas o sádicas. Muchas parejas corrientes practican estas en mayor o menor medida, con el fin de darle una vuelta de tuerca a su vida sexual y romper con la rutina sexual. Para dar un ejemplo, una vez al mes podrías optar a la dominación de tu pareja para disfrutar del sexo un poco más duro, o bien puedes usar el bondage para atarla y vivir las experiencias de una relación BSDM.

En las relaciones BDSM se agrupan una enorme subcultura con una gran historia repleta de códigos en los que toman parte palabras de seguridad, juego de roles y demás tipos de relaciones convirtiéndola en un sistema rico en capas complejas.

Y para finalizar, los accesorios juegan un papel fundamental en toda relación BDSM y estos pueden cambiar dependiendo cuál de las prácticas decidas llevar a cabo, en el bondage por ejemplo, lo fundamental es usar cuerdas y ataduras, pueden ser esposas o sistemas más complejos, en la dominación y sumisión se usan artículos de cuero para vestir y látigos, el masoquismo y sadismo requieren el uso de piezas que permitan mezclar el dolor con el placer.

By: Juguetes Hot

 (130)    (1)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Captcha
Comentarios de Facebook

Categorías de blogs

Últimas publicaciones